+34 722 33 85 03

Ansiedad

Cuerpo y mente caminan descompasados

 

Parece que todo va bien. Pero corres. Tienes prisa. Vives acelerado/a. Te pasas la vida corriendo hacia un destino. ¿Qué destino? ¿Lo sabes? Y un día pasa…

Un día se cruza un pensamiento por tu mente, o una sensación, y te atrapa. No te deja. Aparece sin previo aviso, en el trabajo, con la familia, con los amigos… Te desconcentra. Te impide vivir el presente.

Te repites a ti mismo que lo que te pasa no tiene ningún sentido. Hace nada estabas como si nada disfrutando con la familia, los amigos o trabajando sin problema. ¿Por qué de pronto piensas o te sientes así? ¿Qué está pasando? ¿Qué hace que aparezca ésta sensación de ansiedad?

Viviendo en futuro

 

Esa sensación o pensamiento parece desvanecerse si tratamos de pensar en mañana. En el futuro. Esto, inconscientemente, hace que sin tener prisa alguna nuestro cuerpo corra. Corra hacia ese futuro que tanto pensamos y que tanto nos ayuda para dejar de pensar o sentir miedo. Ese miedo que aparece y no sabemos muy bien qué. Pero que está ahí. Y se descubre en el momento menos pensado.

 

¿Qué es la ansiedad?

 

Una vez me vino a la cabeza una metáfora que creo que describe perfectamente lo que es la ansiedad.

La ansiedad es como una nube de dibujos animados.

¿Sabes esa nube de dibujos animados que persigue al protagonista haga lo que haga a todas partes? Hace un día espléndido. Pero el prota de nuestra historia se moja porque tiene esa nube tormentosa todo el rato sobre él. ¿Qué hace nuestro prota entonces? Corre.

Corre para quitarse la nube de encima.

El problema es que cuando deja de correr, la nube le alcanza y le vuelve a mojar. Nuestro protagonista no ha solucionado su problema. Sólo ha dado con una solución momentánea. Una solución que agota.

Esa nube está ahí para decirte algo

 

Quizá estés pensando que odias a tu nube. Que es lo peor que te ha podido pasar. Hay días que hasta parece que la nube esconde algo más; que puede crecer. ¿Puede convertirse mi nube en un huracán? ¿En una tormenta sin fin?

Entonces te paras. Te paras a observar lo que sientes y lo que piensas. Te paras a observar tu nube. Y es entonces cuando viene el miedo y el cuerpo se descontrola. Aparece la tormenta: sudoración, taquicardias, parálisis…

Te aseguro que sé lo que es sentirse así. Y también sé que cuesta salir de esa espiral. Sé que esa nube ha llegado para decirte algo pero que cuando aparece lo que uno quiere es que se vaya. Que no vuelva; darle una patada o salir corriendo para que no vaya detrás de ti.

Sé que te da un miedo atroz pararte a mirarla y lo que te hace sentir. Lo sé porque yo también tuve mi propia nube encima.

Aprender a observar la nube

 

Te garantizo que lo que te ocurre es completamente normal. Les ocurre a más personas de las que crees. Forma parte de nuestro estilo de vida. Un estilo de vida muy social, muy crítico y superficial donde todo es para antes de ayer… La nube aparece cuando menos lo esperamos y la tormenta o el huracán aún más.

Sentir ansiedad, estrés, mirar hacia el futuro son respuestas naturales de nuestro cuerpo ante distintos eventos de nuestra vida.

Sin embargo, se puede vivir sin ansiedad si aprendes a observar la nube. La nube ha llegado por algo, no te quepa duda. Ha venido a enseñarte, a ayudarte. Sé que, centrándonos en ella de otro modo, del modo correcto, todo cambia.

Aprender a observar la nube es aprender a tener el poder para transformarla en lo que necesites. Todo esto es posible si conoces las herramientas adecuadas y si aprendes a descifrar lo que esa nube ha venido a decirte.

Hay muchos factores que favorecen el desarrollo de la ansiedad: nuestra forma de pensar, estrés excesivo, experiencias pasadas, problemas de salud

Estoy segura de que puedes aprender a ver la nube sin que te persiga, sin que vaya detrás de ti o todo el rato esté encima de tí. Estoy segura de que venir a terapia puede ayudarte.

Venir a terapia puede ayudarte

 

La terapia puede ayudar a descubrir el origen de esa ansiedad, ¿Qué vine a decir tu nube? La terapia te puede enseñar, desde un principio, a controlar esos pensamientos o sensaciones negativas que se van apoderando de ti. La terapia te puede dar las herramientas para cambiar tus creencias, aprender a vivir en el ahora y soltar el lastre de pensamientos que te roban momentos de felicidad.

¿Qué es lo siguiente que deberías hacer?

 

Rellena el formulario de contacto que hay al final de la página y contactaré contigo. También puedes escribirme un email o reservar directamente una primera sesión telefónica conmigo a través del siguiente botón. Hablaremos durante 30 minutos para ver si somos compatibles para trabajar juntos. Si esto es así, podremos empezar a llevarte al siguiente nivel (lo que sea esto para ti) cuanto antes.

Contacta Conmigo

Si tienes cualquier duda, puedes contactar conmigo rellenando el siguiente formulario. Puedes reservar tu cita telefónica gratuita llamando al teléfono que ves a continuación o haciendo click en "Reserva tu cita gratuita". Para cualquier emergencia, llama al 112 o 717 00 37 17.

Contacto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies