+34 722 33 85 03

Depresión

Depresión

 

Todos, en algún momento de nuestras vidas, pasaremos por periodos de tristeza o depresión. Está en nuestra naturaleza. Para entender qué es y por qué aparece quiero contarte una historia.

El protagonista de esta historia se llama Tristán, aunque le puedes poner el nombre que quieras. ¿Te suena el nombre? ¿En qué piensas cuando lo escuchas? Te invito a que busques el significado de este nombre.

Tristán vivía en un lugar tranquilo. Un pueblo muy pequeño y seguro al pie de los Pirineos. El pueblo era conocido por ubicarse a orillas de una preciosa laguna. Cada año acudían miles de turistas atraídos por el encanto del lugar. Con la llegada de las diferentes estaciones, el lugar parecía transformarse por completo. A Tristán le llenaba de orgullo aquel lugar. Especialmente la laguna. Tristán sentía una enorme fascinación por ella. El agua era cristalina, pura y siempre permanecía en calma. En invierno, se congelaba por completo y tal era la transparencia del agua, que se podía ver a través del hielo el fondo.

Tristán pasaba horas a orillas de su laguna. Allí, solo, contemplando sus tranquilas aguas perdía la noción del tiempo. A la hora de volver a casa, empujado muchas veces por amigos o familiares que venían en su busca, lo hacía a desgana. Enfadado. Como si estar allí, con la laguna, le ayudará a olvidarse de preocupaciones. Preocupaciones que ni él sabía tener.

 

El tiempo pasó y las obligaciones de Tristán fueron en aumento. Sus visitas a la laguna disminuyeron hasta casi desaparecer. No tenía tiempo.

Una tarde, al volver a casa temprano, decidió acercarse hasta su antiguo santuario. Lo que descubrió al llegar no fue lo que él recordaba. Veía la laguna más turbia. Ni rastro de aquella agua cristalina. ¿Qué ha podido pasar? Se preguntó. Fue entonces cuando el recuerdo de sus días junto aquella laguna volvió. Aquellos en los que los rayos de sol penetraban el agua hasta iluminar el fondo. Donde, en invierno, las aguas congeladas permitían a Tristán pasearse por una superficie que parecía un enorme ventanal. ¿Dónde estaba su laguna? ¿Qué había cambiado? Nada fue igual desde entonces.

Podríamos seguir con la historia, pero, lo verdaderamente importante de ella ya lo habrás intuido, ¿qué cambió para Tristán para de pronto preocuparse tanto por el pasado?, ¿qué pasó para que el viese turbia el agua?

La tristeza comienza un poco así. Una pequeña idea que nos hace pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor. Comenzamos a ensoñar con el pasado, a encerrarnos en nosotros mismos, a no tener ganas de hacer nada agradable, a quedarnos en casa, a no salir de la cama. Durante todo este proceso, se puede juntar la pérdida de un familiar, un trabajo, una pareja etc…

Es entonces cuando comienza a desarrollarse la idea de que nuestra vida carece de sentido

 

¿Recuerdas la laguna? El agua se enturbia porque por alguna razón, el lodo del fondo no hace más que removerse. Sé cómo es sentirse así. Sé cómo es no tener ganas de nada. Querer pasar de todo e incluso soñar con desaparecer.

Todo puede cambiar y ¿sabes qué?  El lodo siempre acaba posándose, las aguas vuelven a su ser y si aprendemos a caminar con cuidado jamás volverá a enturbiar nuestra laguna. La depresión no es un estado permanente.

¿Quieres cambiar la visión que tienes de tu día a día? ¿Necesitas sentirte bien? ¿Has probado de todo y nada te funciona?

 

Estoy segura de que puedes conseguir sentirte bien y conseguir lo que te propongas.

Venir a terapia puede ayudarte

 

La terapia puede ayudarte a contestar ¿qué quiere decirte tu tristeza? o ¿qué es lo que esta diciendo tu dolor?  La terapia te puede ayudar a recuperar la ilusión, la esperanza y recuperar la claridad y transparencia que necesites.

 

¿Qué es lo siguiente que deberías hacer?

 

Rellena el formulario de contacto que hay al final de la página y contactaré contigo. También puedes escribirme un email o reservar directamente una primera sesión telefónica conmigo a través del siguiente botón.

Contacta Conmigo

Si tienes cualquier duda, puedes contactar conmigo rellenando el siguiente formulario. Puedes reservar tu cita telefónica gratuita llamando al teléfono que ves a continuación o haciendo click en "Reserva tu cita gratuita". Para cualquier emergencia, llama al 112 o 717 00 37 17.

Contacto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies